lunes, 19 de marzo de 2012

Actividades para mejorar la habilidad verbal en infantes.

LOS MEJORES JUEGOS PARA HABLAR BIEN

1. Juegos de representación
Según las especialistas, armar puzzles o legos no estimula el lenguaje en forma particular. Se está con el niño, pero cada uno armando su parte. Sin embargo, si se le agrega una representación, es decir se recrea una situación, se desarrolla el habla. Si con los legos se armó una casa, se le pueden agregar animales o pequeñas personas que dialoguen entre ellos. Con estos diálogos se aprovecha que a esta edad los niños juegan en voz alta.



2. Juegos de rol


Jugar al vendedor, al doctor o a la profesora aprovecha la conversación constante entre los personajes y ayuda a estimular el lenguaje. Además, se adopta una postura al comunicarse, hay que comportarse como doctor y como tal hay que hablar.






3. Replicar palabras




Las especialistas han comprobado que no se saca nada con hacer que el niño repita varias veces una palabra aunque se apoye visualmente con láminas. A la quinta vez que el niño repita auto, se va a aburrir. Pero, si juega con su papá con varios autos y él le pide que le pase el auto blanco, el rojo, el azul o le dice que tal auto chocó, usa varias veces la palabra, pero sin cansarse.







4. Discriminar sonidos
La mejor manera de darse cuenta de que se dice mal una palabra es que otro la diga también. Si por ejemplo un niño dice “nimón” en vez de limón, el adulto mientras juega puede decirle: “pasame el “nápiz” y el niño lo corregirá. 
No se le dice que él habla mal, pero se le demuestra el error y él toma conciencia.



5. Intercalar una vocal


Para que sea más fácil la pronunciación de sonidos como por ejemplo, “pl”, se puede intercalar una vocal. Si dice pato en vez de plato, se le puede hacer decir “palato”, hasta que, finalmente, el sonido sea tan rápido que comience a producirse el cambio a plato. También se le puede decir rápidamente: pala, pala, pala, pala, pala, pla. Junto con esto se puede apoyar con imágenes y objetos, es decir, tener a mano un pato y un plato. Se le pide que los vaya pasando, de manera que vea la diferencia y pueda nombrarlos correctamente.




6. Darle un ritmo al sonido



Otro juego es alargar sonidos para que sea más fácil decirlos. Si un niño no puede decir la “j”, se le enseña a decir “jaaaaamón” y al alargar el sonido le da un ritmo que le facilita decirlo.









7. Jugar a las categorías


La única manera de armar frases es teniendo un buen vocabulario. Este se puede conseguir jugando con cosas dentro de una misma categoría, pero que tienen distinto nombre: la ropa es una categoría, pero no es lo mismo la blusa, que la camisa o la polera. Con los cuentos, canciones y poesías también se amplía el vocabulario.







8. Juegos de sonidos


Es una manera de corregir al niño, sin decirle que está hablando mal. Si por ejemplo, dice “se me cayó el pan el selo”, jugar con él a decir: “el avión, como su-su-sube al cielo”. Después cantar un rato el sonido “sue sue” hasta que finalmente y por casualidad repitan la palabra suelo y logre decirla.






9. Lo mejor y lo peor del día


Una de las mejores maneras de desarrollar el lenguaje es que el niño sienta la necesidad de comunicarse. Para esto se puede jugar a que cuente qué fue para él lo mejor y lo peor del día. Al darle la oportunidad de que cuente sus cosas, usa adjetivos, verbos y pronombres.



Fuente bibliográfica 

Andrea Lagos, los mejores  juegos para hablar  bien, http://www.ourkids.edu.uy/articulo.php?sec=25&artic=97

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada